Con más directivas las empresas serían más rentables, según Ana Bujaldón

Apenas el 14 por ciento de los miembros de los Consejos de Administración de las empresas del Iber-35 son mujeres, una cantidad a todas luces insuficiente. Así lo ha manifestado recientemente Ana Bujaldón, presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias. Pero, las exiguas cifras de la presencia de la mujer en los órganos de decisión de las empresas no se quedan ahí. También asegura que más del 96 por ciento de las grandes firmas cotizadas en los 27 Estados miembros están presididas por hombres.

Para corregir esta realidad la Comisión Europea ha presentado un nuevo borrador en Bruselas en el que proponen que las empresas de la Unión Europea que cotizan en Bolsa deben asegurar, antes de 2020, que al menos el 40 por ciento de sus miembros no ejecutivos deben ser mujeres. Según un informe de la OCDE, del que se hizo eco, si alcanzásemos la igualdad de género efectiva en el mercado laboral en 2020, el producto interior bruto per cápita aumentaría en un 12,4 por ciento para 2030.

La presidenta de FEDEPE también ha insistido en que “cuando parecía que avanzábamos, aunque lentamente, la crisis ha cercenado y cercena muchas carreras y, en este sentido, afecta con mayor intensidad a la mujer”. Bujaldón ha considerado que “aunque representamos el 50,6 por ciento de la sociedad -alrededor de 23,7 millones de personas en España-, y a pesar de ser consumidoras, trabajadoras y ciudadanas, no estamos presentes ni activas en los organismos que toman decisiones”.

Para la presidenta de FEDEPE, “no sólo es una cuestión de representatividad, sino de empoderamiento, es decir, de influencia social”. Los índices de desempleo continúan creciendo y, “en España, hay provincias que alcanzan cotas de hasta el 60 por ciento y nos encontramos entre las quince potencias económicas mundiales”, ha añadido la presidenta de FEDEPE.

Por otra parte, según un estudio de la consultora McKinsey, las empresas que cuentan con más jefas duplican los beneficios, con respecto a las que no tienen presencia femenina. En la misma línea, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), si alcanzásemos la igualdad de género efectiva en el mercado laboral en 2020, el producto interior bruto per cápita aumentaría en un 12,4 por ciento para 2030.

Por tanto, Ana Bujaldón ha insistido en que “la igualdad debe ser liderada por nosotras mismas”, aunque, en su opinión, “hay que destacar la postura de los hombres implicados con la igualdad, porque su rol es imprescindible para conseguir este cambio”. Y ha añadido: “Queda claro que la igualdad es una línea estratégica de crecimiento y reactivación económica”. Por último, la presidenta de FEDEPE ha hecho hincapié en que “la crisis nos ha afectado a todas en mayor o menor medida, aunque en mi caso, los valores de FEDEPE han sido de inmensa utilidad para canalizar mi determinación y perseverancia frente a las dificultades”. Los valores de FEDEPE, tales como “la innovación, la confianza en las personas, el talento o el rigor en las responsabilidades definen el liderazgo del siglo XXI”, ha concluido.

Sin comentarios | Leído 21 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *