Cultura y empresa, dos mundos con muchos puntos en común | José Antonio Carazo

Cultura y empresa, dos mundos con muchos puntos en común

¿Tienen algo de ver los mundos de la empresa y de la cultura? ¿Tienes intereses comunes? ¿Qué pueden aprender uno de otro? Recientemente se ha celebrado el II Foro Cultura & Empresa, organizado por Actúa Empresa / El Muro, que en esta ocasión tuvo como lema “¿Públicos o clientes?” Se trata de un encuentro anual entre el sector empresarial y de marcas, por un lado, y el del arte y la cultura, por otro, para mostrar experiencias positivas de colaboración con beneficio para terceros, y para reflexionar sobre cómo mejorar estos proyectos. Esta edición centró su atención en tres objetivos principales: dotar de contenidos los mensajes de marca, mejorar el vínculo con sus clientes y/o enriquecer el talento de sus personas.

En línea con este último objetivo, una de las sesiones de trabajo se centró sobre la relación entre formación, motivación y talento. Una de las ventajas percibidas en la colaboración cultura-empresa es la motivación y formación de los empleados, con la convicción de que más allá de conocimientos técnicos, el desarrollo de actividades artístico-creativas se refleja directamente en la calidad del trabajo. ¿Cómo se produce este proceso y quién lo promueve? ¿Es consecuencia de un interés corporativo o por impulso de las inquietudes individuales? ¿Los talentos individuales, al margen de sus conocimientos técnicos, mejoran la rentabilidad de las empresas?

Expertos del ámbito teatral, promotores de iniciativas culturales y directivos coincidieron en señalar que cultura y empresa están condenadas a entenderse. Las iniciativas culturales de los aspectos organizativos y de rentabilidad de las empresas, y estas de aspectos como la creatividad o la capacidad para expresar ideas abstractas. Conceptos como el lenguaje verbal y no verbal, el storytelling / storydoing, la planificación, la improvisación o la pasión se pusieron sobre el tapete porque tienen elementos comunes a ambos entornos.

Desde el punto de vista de la empresa, y más concretamente de la gestión de las personas, una concepción sistémica y holística permitirá abrir horizontes a actuaciones en materia de motivación, formación y comunicación, por citar sólo algunos. Partiendo de la base de que la formación técnica de empleados y directivos es la adecuada, la principal carencia de las personas en su desarrollo profesional se centra en las habilidades sociales. La comunicación, el fomento de la creatividad o la predisposición a innovar es algo que se puede aprender y entrenar.

3 Comentarios | Leído 53 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

3 Respuestas a “Cultura y empresa, dos mundos con muchos puntos en común”

  1. Evolmind dice:

    La formación dentro de las empresas es imprescindible para la evolución y crecimiento de estas. Por eso, una opción muy recomendada es crear sus propios cursos online desde alguna plataforma elearning.

  2. Muchas gracias por este aporte. Saludos cordiales,

  3. Gracias Siony por recomendarnos este Blog.

Enviar Comentario

*