David Cuesta: “El liderazgo es uno de los motores del cambio en las Fuerzas Armadas”

Ponencia_David_Cuesta2David Cuesta Vallina, Comandante del Ejército, ha desempañado destinos en Infantería e Inteligencia. Es Diplomado de Estado Mayor. Ha sido Jefe de Sección y de Compañía en diferentes unidades. Tiene experiencia en misiones internacionales (Balcanes, Irak, Afganistán) y es un experto en liderazgo. Es autor de varios artículos relacionados con este tema en publicaciones de Defensa (Revista Ejército) y ponente habitual tanto en presentaciones del ámbito militar y de la sociedad civil. Cuesta es un exponente del extraordinario cambio que han experimentado las Fuerzas Armadas y sus Jefes y Oficiales en los últimos años.

En esta entrevista, que mantuve al término de su intervención (en la foto) en el Foro de los RR.HH. de la España Verde, que se desarrolló en el seno de la XVII Escuela de Verano de Siero (Asturias), el pasado 24 de julio, comparte sus reflexiones sobre el papel que ha desempeñado el liderazgo en el proceso de cambio de las Fuerzas Armadas.

P.- ¿Por qué se está dando tanta relevancia a la formación en liderazgo en las Fuerzas Armadas a todos los niveles?

D.C.- En nuestra organización siempre se han tenido en cuenta aspectos relacionados con el liderazgo, aunque en la última década se ha potenciado todo este campo por diferentes motivos. Así tenemos que se ha identificado como una necesidad a impulsar a nivel organización y formativo, o desde el punto de vista operativo debido a la complejidad de las operaciones en las que participamos.

Somos conscientes de la importancia de contar con mandos  innovadores, adaptativos y seguros, aspectos que se fomentan en todos los centros de enseñanza y se consolidan en las unidades, a la vez que formamos a los líderes de todos los niveles en tener capacidad para tomar decisiones en situaciones difíciles o incluso extremas. Si se mantiene como prioridad, creo que es porque nos ayuda a cumplir la misión de una forma más eficiente.

P.- ¿Cuál es el papel que ha desempeñado el liderazgo en el proceso de cambio del Ejército?

D.C.- El liderazgo se ha identificado como uno de los motores del cambio, de tal forma que mediante una identificación de la “visión” y una capacidad de transmitir o comunicar esa visión a todos los niveles con emoción y convencimiento, se hace posible conseguir el apoyo y cooperación de todos los miembros de nuestras Fuerzas Armadas como un mismo equipo. Consiguiendo unos líderes flexibles y adaptables a la situación, aseguraremos el cada vez más rápido proceso del cambio y así estaremos en mejor disposición de mantener un Ejército moderno y preparado.

P.- ¿Se puede decir que el Ejército ha cambiado sus objetivos en la sociedad española sin variar su visión, misión y valores?

D.C.- Hay aspectos de nuestra organización que han evolucionado o se han adaptado a la situación, así se van actualizando nuestra misión general según los riesgos y amenazas. En la misma línea, la “visión” de los niveles más altos se va ajustando a lo que se espera de nosotros a medio/largo plazo. Sin embargo nuestras “valores” son los que de manera general se han mantenido ya que siguen teniendo plena vigencia y son tomados como referencia constante en nuestras preparación/formación.

P.- ¿Qué aspectos destacaría en los que el Ejército pueda ser una referencia para las organizaciones civiles?

D.C.- Primeramente la “Cultura Organizativa”, tan necesaria para asegurar un proceso de cambio y, en nuestro caso, el tener una cultura fuerte que se difunde desde todos los centros de enseñanza y se consolida en las unidades. Como parte de esta cultura se mantiene la prioridad de potenciar el liderazgo. Destacar la importancia que damos a la formación en valores. Este “código ético”, donde las conocidas “Reales Ordenanzas” son la principal referencia, nos facilitan mantener un liderazgo ético característico de la profesión militar. Así por ejemplo tenemos el conocido “Decálogo de la BRILAT”, Himnos en diferentes unidades, Historiales… muy vinculados a principios morales y motivadores que al final consiguen la cohesión de las Unidades y/o Ejército.

También destacaría la necesidad de mantener un aprendizaje a nivel organizativo, sin despreciar ni olvidar los “errores” y así es como tenemos vigente un proceso de lecciones aprendidas que cubre todos los niveles y permite de forma general adaptar nuestras fuerzas a las nuevas amenazas en los plazos de tiempo más cortos.

P.- ¿Las misiones internacionales han ‘obligado’ a cambiar el perfil profesional de los soldados españoles? ¿Se puede decir que actualmente son equiparables en formación a los Ejércitos del resto de países aliados?

D.C.- Las operaciones actuales requieren una preparación amplia y detallada que a nivel táctico se concentran en un periodo específico de preparación de 6 meses. Se necesita una formación integral para permitir afrontar los diferentes tipos de conflicto y el gran número de actividades que se realizan que pueden llevar desde acciones humanitarias hasta acciones puramente ofensivas.

Desde mi punto de vista, somos un Ejército que no tiene nada que envidiar a los de nuestro entorno, estando preparados para afrontar todo tipo de situaciones y trabajar con otros países tal como estamos demostrando en escenarios exigentes como Afganistán o Líbano. La ventaja que nos permite el compartir conocimientos y experiencias con otros países resulta clave y forma parte de esa necesidad de aprendizaje a nivel organización.

1 Comentario | Leído 805 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “David Cuesta: “El liderazgo es uno de los motores del cambio en las Fuerzas Armadas””

  1. Alfonso Domínguez dice:

    Completamente de acuerdo. Se nota la perspectiva y amplitud de miras de este mando del Ejército. Le vaticino un futuro prometedor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *