El modelo laboral holandés crearía empleo en España, según el IESE

“El contrato a tiempo parcial nos puede ayudar a crear más puestos de trabajo”. Esta es una de las conclusiones del Informe “El contrato a tiempo parcial en Holanda y su aplicación en España”, que ha presentado el profesor del IESE Sandalio Gómez sobre la posibilidad de incentivar el contrato a tiempo parcial en España. El estudio, que explica cómo se ha aplicado esta modalidad en Holanda, ofrece una serie de recomendaciones para su puesta en marcha en España.

“Holanda tiene la tasa de contratos a tiempo parcial más alta del mundo, un 49 por ciento. Son la primera economía basada en el trabajo a tiempo parcial”, afirma el profesor Gómez. En 1996 este país introdujo el “Principio de igualdad de trato” por el que un trabajador a tiempo parcial tiene derecho al mismo salario, subsidio por desempleo, pensión y bonificaciones sociales, en proporción al tiempo trabajado, que un trabajador a tiempo completo. Según el informe, la regulación del contrato a tiempo parcial en Holanda favorece la conciliación del trabajo y la familia, lo que ha impulsado de manera positiva la generación de empleo, sin afectar al nivel de productividad. Actualmente, el desempleo en este país es del 7 por ciento.

En España este tipo de contrato evoluciona muy lentamente, situándose en un 14 por ciento en el 2012, ya que ha estado asociado a empleos de baja cualificación y con pocas posibilidades de promoción personal. “Pero a raíz de la Reforma Laboral se han introducido una serie de medidas que favorecen la implantación del tiempo parcial en nuestro país”, comenta este experto en relaciones laborales. El informe recoge las siguientes medidas:

  • Se amplía la reducción de jornada por el cuidado de hijos de los 8 a los 12 años.
  • Nueva modalidad de contrato a tiempo parcial con vinculación formativa para empresas o autónomos que contraten a jóvenes menores de treinta años.
  • En cuanto al tiempo de cotización, también se tendrán en cuenta los periodos en los que el trabajador haya estado contratado a tiempo parcial.
  • Se permite la realización del contrato indefinido de apoyo a emprendedores a tiempo parcial, con los mismos beneficios fiscales que para los empleados a tiempo completo.

Para el profesor del IESE estas medidas han supuesto un avance en la aplicación de este contrato. Además, el estudio recoge recomendaciones que hay que tener en cuenta para conseguir que esta modalidad sea una alternativa real a la generación de empleo y a la conciliación de la vida familiar y laboral:

  • Continuar con las medidas legislativas que flexibilicen su aplicación.
  • Cambiar la mentalidad de empresarios y sindicatos. Los empresarios deben comprobar que este contrato no afecta a la productividad y que favorece la implicación en la empresa.
  • Formalizar un pacto social amplio de consenso, entre empresarios, sindicatos y Gobierno, a través del cual, se logre dar un impulso decisivo al número de contratos a tiempo parcial.
Sin comentarios | Leído 331 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

*