Employer Branding: Dinero y seguridad, prioridades de los trabajadores | José Antonio Carazo

Employer Branding: Dinero y seguridad, prioridades de los trabajadores

Las condiciones económicas, la seguridad laboral y las perspectivas de futuro son los tres criterios que más pesan en la decisión de una persona para elegir una empresa para trabajar. El salario desbanca a la seguridad laboral a largo plazo, que ocupaba la primera posición en el estudio del año pasado, como prioridad de los trabajadores en 2014. De hecho, la importancia de la remuneración salarial ha experimentado un incremento superior al 10 por ciento. Este es uno de los datos más significativos del informe “Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad”, realizado por Randstad sobre una muestra de que se realiza en 23 países y cuenta con más de 200.000 encuestas en 23 países (de ellas 8.000 en el caso de España).

La gestión del talento es uno de los asuntos clave sobre los que se asienta el futuro laboral de las empresas. El employer branding consiste en la aplicación de políticas orientadas a la atracción del talento y al reconocimiento de la empresa como buen empleador. Su importancia aumenta año tras año, ya que es determinante para tener éxito en un entorno altamente competitivo.

A través de estas políticas las empresas consolidan una imagen de marca que potencia su atractivo como empleadores y las posiciona favorablemente en la opinión de los trabajadores, lo que supone un valor añadido que las diferencia del resto tanto para los empleados actuales como para los que puedan acceder a ellas. Según Rodrigo Martín, presidente ejecutivo de Randstad en España y Latam, “los empleadores deben desarrollar nuevas políticas para atraer el talento”.

Con el objetivo de comprobar la importancia de estas políticas y su calado en la sociedad y en el tejido productivo, Randstad, empresa líder en soluciones de recursos humanos, analiza los principales factores que valoran los trabajadores a la hora de elegir una empresa para desarrollar su actividad profesional.

El informe de Randstad también revela que los trabajadores mayores de 40 años son quienes más importancia otorgan a las condiciones económicas a la hora de elegir una empresa; también son quienes más apuestan por la seguridad laboral que ofrezca el empleador. De igual manera, los trabajadores menores de 40 años también otorgan importancia a estos aspectos, pero destacan también otros, como la oportunidad de desarrollar su carrera internacionalmente, la utilización de tecnologías punteras o el compromiso del empleador con la sociedad y el medio ambiente.

Otro de los elementos que ha examinado el informe hace referencia a los rasgos que resultan más atractivos en un empleador. La honestidad es el atributo personal al que se le otorga mayor importancia, ya que así lo afirma uno de cada cuatro consultados. Por detrás se sitúan la fiabilidad, la sinceridad, la inteligencia y la seguridad. Los profesionales que tienen entre 40 y 65 años son quienes más buscan un empleador honesto y seguro. Los menores de esta edad, que también valoran altamente estas cualidades en su superior, apuestan, además, por que sea atrevido. Los profesionales con menor formación académica destacan la honestidad, seguridad y buena reputación de los empleadores para decantarse en su elección final. Aquellos que cuentan con mayor formación valoran más la inteligencia y el realismo.

Sin comentarios | Leído 82 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*