Empresas con rostro humano: Liderazgo basado en el servicio

Un empleado veterano comenta a un jóven que si hace bien su trabajo ayudará a sus clientes a copnseguir sus objetivos. El directivo de una empresa alimentaria no sabe cuánto aporta a su cuenta de resultados fabricar productos para celiacos, “porque no soy capaz de valorar la satisfacción de una madre que puede alimentar a su hijo”, pero sabe que a algunos les está facilitando la vida. El director de una oficina bancaria sabe que en un entorno complicado transmitir angustia no facilita las cosas, “sólo con compromiso se congue que todos remen en el mismo sentido”.

Son situaciones reales que se pudieron escuchar en el transcurso del I Simposio Internacional “Empresas con Rostro Humano”, celebrado el pasado 22 de febrero en el Instituto Internacional San Telmo, de Sevilla. En el Simposio se debatió sobre la necesidad de innovar las estrategias de gobierno corporativo y gestión de personas, orientándolas hacia enfoques más humanistas que pongan a las personas en el centro de los procesos productivos y promuevan de forma paralela su desarrollo personal y profesional. Este encuentro, que reunió a unos doscientos empresarios, directivos, académicos, investigadores, y ejecutivos y consultores especializados en RR.HH., es una iniciativa de la Cátedra de la Dirección por Misiones, promovida por la Universitat Internacional de Catalunya con el patrocinio principal de la Corporación Jiménez Maña.

Manuel Jiménez Maña, Director Gerente de la Corporación Jiménez Maña, en conversación con el profesor de la UIC Carlos Rey, señaló que “la preocupación por la misión de la empresa es algo que ilusiona a los empleados porque es bueno que todos sepan para qué están en la empresa”. Sin embargo, se mostró crítico con la definición de “empresas con rostro humano”, “yo soy más partidario de llamarlas ‘empresas con corazón’, mi estilo de liderazgo es el que está basado en el servicio”, aseguró.

Una de las intervenciones estelares corrió a cargo de Rafael Alvira, profesor de Filosofía de la Universidad de Navarra, que reflexionó sobre la función del empresario en los tiempos de hoy y aportando su visión sobre el trabajo y sobre la necesidad de dotar trascendencia a esta, superando la visión tradicional que lo vincula de forma exclusiva al proceso de producción. Aseguró que “el beneficio es un medio, nunca un fin” y que hay que recuperar el concepto de empresa en términos de bien común.

El programa de la jornada se cerró con las intervenciones de 4 expertos que, bajo el lema “Empresas con rostro humano: cómo se hace, cómo lo han hecho”, expusieron sus experiencias y reflexiones sobre el tema. En la Mesa Redonda participaron Francisco Hevia, Director de Responsabilidad Social y Fundación, del Grupo Siro; Manuel Romera, Consejero de Invercaixa; Pedro Heras, Bussiness Partner Personas y Organización, de Repsol Portugal; y Ángel Alloza, CEO de Corporate Excellence. La moderación corrió a cargo de Antonio Hidalgo, profesor del Instituto Internacional San Telmo.

Hevia destacó que la sostenibilidad solo se consigue creando valor compartido, Romera destacó la necesidad de comprometer a los equipos para alinearlos con los objetivos, Heras resaltó la importancia de tener muy en cuenta el factor emocional como condicionante del éxito y Alloza llamó la atención sobre la reputación como palanca de la confianza en las organiaciones.

1 Comentario | Leído 412 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “Empresas con rostro humano: Liderazgo basado en el servicio”

  1. Ganar dinero dice:

    Los negocios nos permiten de cierta manera buscar herramientas necesarias, para emprender el éxito de la empresa, siempre y cuando lo sepamos manejar y administrar para dar buenos resultados, es por eso que hoy en día podemos encontrar diferentes empresas que quieren y desean salir adelante con sus proyectos.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *