Función pública: ¿Y yo, para qué estudio? | José Antonio Carazo

Función pública: ¿Y yo, para qué estudio?

Los profesionales de las Administraciones Públicas consideran que la formación que reciben se puede mejorar, aunque no perciben su utilidad. En dos palabras estas son las conclusiones que se desprenden del “Estudio de la utilidad de la Formación para la mejora de las Administraciones Públicas”. Se trata del cuarto trabajo de Novagob Estudios, al que se puede acceder en www.novagob.org.

El estudio ha encuestado a 121 profesionales de las AA.PP. de España y latinoamérica. No se puede considerar representativo, en términos estadísticos, pero sus conclusiones -con todas las cautelas- confirmas las hipótesis de inicio. El trabajo se llevó a cabo para analizar la utilidad de la formación en un momento en el que la escasez de recursos ha sido generalizada y existe la percepción de que con frecuencia las personas no saben muy bien para qué están participando en actividades formativas.

Con todo, el trabajo ha permitido elaborar las siguientes recomendaciones:

 

  1.  Mayor mentalización de las personas responsables: ¿eficacia o despilfarro?
  2. Identificar necesidades de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba.
  3. Vincular la formación con los resultados que se espera mejorar.
  4. Lograr el compromiso de aplicación por parte de las personas participantes.
  5. Seguir y evaluar los resultados.
  6. Explorar y explotar el conocimiento interno.
Sin comentarios | Leído 61 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*