La reputación corporativa se construye sobre la gestión de las personas | José Antonio Carazo

La reputación corporativa se construye sobre la gestión de las personas

Uno de los mejores instrumentos que tienen las empresas para transmitir mensajes positivos y reforzar su reputación corporativa son las Políticas de Recursos Humanos. Las empresas son conscientes de que contar con buenas políticas de gestión de personas es algo que mejora el clima laboral, incide positivamente en la productividad y la competitividad, atrae y retiene el talento y es primado por el mercado.

Hay empresas que no hacen publicidad ni son especialmente activas en comunicados de prensa o en declaraciones públicas de sus directivos pero que tienen buen imagen en el mercado porque la gente sabe que tratan bien a su personal y disponen de políticas de contratación, flexibilidad o relaciones laborales que se valoran como positivas.

Bien es cierto que la mayoría de las Políticas de Recursos Humanos tienen más repercusión interna que externa, por mucho que luego trasciendan al exterior en forma de mensajes de empleados satisfechos. Pero hay políticas con una clara incidencia interna y otras que tienen también una clara proyección hacia el exterior.

Las políticas de Compensación, Contratación y Desvinculación, Formación, Promoción, Desempeño o Gestión por Competencias tienen una mayor proyección interna. Sin embargo, las de Beneficios Sociales, Conciliación, Selección o Responsabilidad Social, por citar sólo algunas, tienen una importante proyección externa.

Una actividad que se ha desarrollado en los últimos años y que está en línea con lo dicho es el Marketing de Recursos Humanos. Los profesionales saben que su trabajo es importante y han adoptado las técnicas y herramientas tradicionales del marketing para “venderlas” internamente y difundirlas externamente. Desde hace 4 años existe en la Universidad Complutense de Madrid una Cátedra de Marketing de RR.HH. y algunas grandes empresas cuentan con esa figura en sus organigramas.

Pero, hay más. Las empresas buscan refrendos externos que avalen que sus políticas son excelentes. Hace unos años se comenzó por certificar procesos a través de organizaciones como AENOR o Investors in People. Luego surgieron iniciativas como las clasificaciones de Great Place to Work o Top Employers, los certificados de Empresa Familiarmente Responsable o algunos premios, entre los que los más prestigiosos son los Premios Capital Humano, que desde hace 18 años vienen destacando las mejores políticas de gestión de personas en Gestión Integral, Formación y Desarrollo, Comunicación Interna, Responsabilidad Social, Innovación o Bienestar. Precisamente la convocatoria de este año cerrará su plazo de admisión de candidaturas el próximo 31 de marzo. Si Vd. cree que su empresa merece un premio está invitado a participar.

La expresión de que “todo comunica”, que tanto repetía mi querido y recordado Enrique Alcat, es extrapolable a algo tan cercano a las personas y tan importante para las empresas como es la gestión de Recursos Humanos. Si la reputación de una empresa se construye con un conjunto de elementos que trascienden al mercado y a la sociedad, uno de ellos y no creo que el menos importante son sus Políticas de Recursos Humanos.

Sin comentarios | Leído 108 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*