Lech Walesa reivindica la construcción de Europa desde los valores en la Asamblea del IESE

Lech Walesa asegura que si en Europa “hemos sido capaces de eliminar fronteras tenemos que ser capaces de crear las estructuras necesarias para crear una Unión Europea estable. Las construcción de Europa debe hacerse desde los valores. Hay que crear una especie de decálogo laico que sea el marco de referencia”. A su juicio los próximos 5-10 años van a ser decisivos. Para él, es necesaria una actuación pacífica de Rusia en el contexto europeo “porque ya ha pasado la época de las guerras”. Está convencido de que ante nosotros hay grandes oportunidades, aunque también grandes riesgos y puso el ejemplo de Solidaridad, cuya lucha comenzó en un entorno muy hostil con la presión de 200.000 soldados rusos que ocupaban Polonia. “Nosotros demostramos que el cambio es posible”, asegura.

Estas manifestaciones las hizo Walesa en el transcurso de su intervención en la 53º Global Alumni Reunion que bajo el lema Changing Tack, celebró el IESE el pasado 31 de octubre en Madrid, en la que se dieron cita cerca de 3.000 empresarios y directivos. Este año la reunión de antiguos coincidió con el 50º aniversario del MBA de la institución, programa que se ha situado entre los mejores del mundo según los rankings más prestigiosos, como son los de Financial Times, Business Week y The Economist. Jordi Canals, Director General del IESE, aseguró que “el MBA del IESE goza de buena salud”. También anunció una inversión de 12 millones de euros en la nueva sede de Munich, ciudad donde se celebrará la próxima Global Alumni Reunion de 2015.

José Viñals, Director de Asuntos Monetarios y Mercados del FMI, que fue otro de los ponentes más destacados, señaló que “aunque los bancos de las economías avanzadas gozan actualmente de una situación sólida y son más seguros que hace unos años, no son pocos los que aún no disponen del vigor necesario para proporcionar crédito suficiente, que apoye vigorosamente la recuperación económica”. Según el reciente informe sobre la estabilidad financiera global del FMI – en el que se ha analizado la situación de 300 grandes bancos mundiales-, concluye que el 60% de los mismos son sólidos, tras haber elevado sus niveles de capitalización y liquidez. Sin embargo, el 40 por ciento restante necesita una transformación de sus modelos de negocio que se adapte a las realidades del mercado post-crisis, porcentaje que, según José Viñals, es mayor en Europa.

Viñals considera que los bancos necesitan generar modelos que pasen por la reducción de costes, la revisión de las políticas de precios de sus productos, la reasignación interna de recursos entre las distintas actividades, la consolidación a través de procesos de fusiones o adquisiciones, el repliegue y, en algunos casos, el cese de su actividad, ya que “solo así tendrán la capacidad necesaria para ir generando a lo largo del tiempo, una cantidad adecuada de crédito que apoye la recuperación”.

Aun así, el Consejero del FMI se ha mostrado optimista tras la evaluación del sector bancario europeo realizada hace tan solo unos días con notable éxito por el BCE y que según Viñals “ofrece un magnifico punto de partida  para la introducción de estos cambios tan necesarios en los modelos de negocio de los bancos que lo precisan”.

En este sentido, Kenneth Rogoff, profesor de economía y políticas públicas de Harvard Business School, apuntó la importancia y necesidad de “nuevas inyecciones de capital orientadas a eliminar la morosidad”. Respecto a España, el profesor del IESE Juan José Toribio ha destacado los indicios que existen de una “sana recuperación” por tres motivos: una unión monetaria europea más consolidada, la profunda reforma realizada en el sistema financiero, y el fuerte ajuste del sector privado.

Viñals también destacó cómo las economías emergentes han cobrado  creciente importancia como destino de las inversiones de cartera de las economías avanzadas. “Los inversores de las economías avanzadas actualmente tiene colocados más de cuatro billones de dólares, alrededor de 13% de sus inversiones totales, en acciones y bonos de economías emergentes, porcentaje que se ha duplicado en la última década”. Para José Viñals, estos vínculos financieros más estrechos harán que los shocks procedentes de las economías avanzadas se propaguen más rápidamente a las economías emergentes.

Ante la también desaceleración de las economías emergentes, Kenneth Rogoff, profesor de economía y políticas públicas de Harvard Business School, se refería a China destacando que su desaceleración es debida a su apuesta por fortalecer el sector agrario en detrimento del sector industrial, y ha señalado la necesidad que la gran economía emergente tiene de modificar sus políticas en este sentido.

Sin comentarios | Leído 24 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

*