Mando intermedio, licenciado, con 40 años, se recoloca en menos de 5 meses

Los trabajadores que pasan por programas de outplacement tardaron 4,8 meses en encontrar un nuevo trabajo en 2015. El 30 por ciento incluso consiguieron una subida salarial respecto al trabajo que habían perdido. La mayoría de los candidatos, el 46 por ciento, se recolocaron en la industria y un 20 por ciento en los servicios. El retrato robot del trabajador recolocado es un hombre (55 por ciento), con estudios superiores (33 por ciento), de 40 años (el 54 por ciento tienen entre 35 y 45 años) y que había ocupado posiciones de mando intermedio.

Estos son los datos que ha hecho públicos MOA BPI Group a partir de su actividad en 2015. El 84 por ciento personas que comenzaron un proceso de recolocación encontraron una solución positiva. “Esta reducción de los tiempos viene a demostrar un tímido crecimiento en la demanda de trabajadores por parte de las compañías. Aunque sea de forma temporal, las empresas han empezado a contratar en España frente a la tendencia de despidos que imperó en la crisis económica. Se nota un cierto aumento en la confianza empresarial. Anteriormente el empresario seguía manteniendo dudas sobre la salida de la crisis, pero el hecho de que se haya acortado el tiempo indica que el administrador ha recobrado la confianza y vuelve a contratar”, argumenta Juan José Berbel, director de España y Portugal de MOA BPI Group.

La mayoría de las empresas que contratan trabajadores procedentes de programas de outplacement son medianas y grandes, muchas de ellas filiales de multinacionales, que en años anteriores habían ajustados sus plantillas recurriendo también a estos servicios. Predominan las contrataciones indivuales sobre las colectivas. La recolocación de los candidatos se produce mayoritariamente en el sector de la Industria, que alberga al 46 por ciento de los aspirantes, y de la que destacan tres campos de contratación: el de la automoción, en primer lugar, hacia donde se dirige el 16% de los candidatos y en segundo puesto, casi al mismo nivel, se encuentra el sector farmacéutico frente a metalurgia, que representa un 14 por ciento.

Otro sector de importante recolocación es la actividad de servicios, donde un 20 por ciento de los candidatos volvió a ser contratado. Los perfiles más demandados fueron el de operario de producción con un 35 por ciento, le sigue el de administrativo con el 15 por ciento y, en tercer lugar, los mandos intermedios con el porcentaje de recolocación del 11 por ciento.

Por negocios, el de Banca/seguros obtiene un 45 por ciento y, a continuación, con un 24 por ciento informática y tecnología. Cabe destacar que el sector de la construcción sigue sin tener demanda de empleo tras la crisis sufrida por el mercado inmobiliario español. De hecho, tan sólo contrató al 3 por ciento de los candidatos de MOA BPI Group, convirtiéndose en la división industrial que menos ha contratado.

La edad media de recolocación se sitúa en los 40 años y esto refleja que los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) se ceban a partir de esta edad. De hecho, según el informe de resultados de 2015, el 54 por ciento de los candidatos recolocados tenían edades comprendidas entre los 35 y 45 años. Solamente el 17 por ciento de la muestra del análisis tiene menos de 35 años, y seguramente sea porque estos perfiles jóvenes sean más reciclables dentro de una empresa. La mayoría -el 33 por ciento-  de los candidatos disponen de una licenciatura, frente al 21 por ciento, que cuentan con Formación Profesional.

Sin comentarios | Leído 73 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

*