¿Por qué los directivos no quieren ir a los cursos?

La formación es una de las piedras angulares de la gestión empresarial. La cualificación del capital humano es clave para potenciar la creatividad, la innovación, la excelencia. Durante la larga crisis que hemos atravesado los presupuestos de formación se han recortado. las empresas han reducido sus inversiones y las escuela y consultoras han sufrido la consecuencias. Sin embargo, cuando se convocan cursos no se observa un gran entusiasmo por parte de los participantes. ¿Qué sucede?

¿Ir a un curso es aprovechar el tiempo o perderlo? ¿Los formatos pedagógicos son los adecuados? ¿Interesan los contenidos? ¿Lo que aprendemos es aplicable inmediatamente? ¿Potencia las carreras profesionales?

Posiblemente la respuesta esté repartida entre todas estas preguntas y alguna más. Pero, el hecho es que hay muchos directivos que no quieren ir a los cursos. ¿Por qué? Para dar respuesta a esta pregunta el BBVA Innovation Center ha organizado un evento con este título tan sugerente: ¿Por qué los directivos no quieren ir a los cursos?  La sesión, que se celebrará el día 29 de abril de 9,30 a 11,45 en el BBVA Innovation Center (Pl. Santa Bárbara, 1, Madrid) correrá a cargo de Mauricio García y Javier Fidalgo, de Área de Liderazgo, expertos en Formación y Desarrollo. Durante la sesión, que tendré el placer de moderar, se presentarán los resultados de un estudio sobre la mercado de la formación y desarrollo directivo en España. ¡Nos vemos el día 29!

3 Comentarios | Leído 150 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

3 opiniones en “¿Por qué los directivos no quieren ir a los cursos?”

  1. Diego dice:

    ¿Qué conclusiones se sacaron?

  2. Los jefes ya son jefes y no quieren perder tiempo en cosas así, quizá la productividad no sea algo que les importe porque estar en constante información y aprendiendo es clave para mejorar nuestro día a día

  3. Julia dice:

    A más de uno enviaría yo a estos cursos, así aprendería un poco más y se lavarían la boca bien antes de hablar…

Deja un comentario

*